Ecos de un silencio


Tú nunca abrazastes este amor
brotes de jazmínes y azucenas,
con luceros de carne afiebrada
y sangre enardecida en las venas.

Aunque mi pecho esté adolorido
y las alas rotas por las penas,
anido el secreto entre los juncos
y el temblor de tus rudas cadenas.

Entre que te quiero, y tus olvidos
se levanta un muro de colmenas
con el alma mordida de anhelos,
me habita, un ramo de filomenas.



Verónica ©
08.01.11



Safe Creative #1101058204354

6 dejaron su eco:

MORGANA dijo...

Hermosísimo poema de desamaor,pero tan bién escrito...
Mil besos.
http://masalladelaberinto.blogspot.com
Ahora publico aquí,puesto que tengo menos seguidores.
Besos.

La Gata Coqueta dijo...

Paso a visitarte personalmente para presentarte el regalo “Arte y pico” porque tu eres parte de esa gran familia de bloggers a la que me enorgullece pertenecer, percibiendo sin medida, la calidez fraternal que ha enlazado los pilares de nuestra comunicación.

Espera con ansia ser acogido en tus brazos desde este momento en Mis caricias del alma, dando por sentado que él lo sabe apreciar con profunda satisfacción...

Una sonrisa te entrego para que se sumerja en el interior de tu alma y se aúne a la tuya.

María del Carmen hoy y siempre!!

Caricias dijo...

Solo sé que tu pecho nunca será adolorido!
Un besazo y mis caricias

Pluma Roja dijo...

Buen cierre.

Saludos cordiales.

Primavera dijo...

Pero llegara un dia que tu hermoso pecho se llenara de aromas renovados porque de nuevo el amor anidira en el.
Primavera

Narci dijo...

Derribando muros,
van menguando los tequieros,
y extinguiéndose los olvidos.

Besos