Dormía con sus sueños...



Dormía con sus sueños, gastados en la piel
dormía silenciosa, cansada, comulgando
recuerdos, desencantos, soñaba cabalgando
en la sonrisa gentil, que le dejaba aquél.

Una sonrisa amable, con caricias de miel
danzante de dulzuras y locuras, viajando
en una agitada mar rizada, y recalando
en la dorada playa, de un cuerpo de laurel.

Creyó tocar el cielo, con su brioso corcel
sueños de espino y llanto, con besos suspirando
a la luz de la luna, copulando y sudando
ternuras, mientras él, ceñía su risa cruel.

Solo sueños, quimeras, en barcos de papel
sin tinta ni destino donde llegar, varando,
en sus vacíos brazos, con nieve custodiando,
el verano sin luz, de su mano y huella infiel.

Verónica©

14.09.11

5 dejaron su eco:

jose maria criado lesmes dijo...

Amiga Verónica, !que amarga es la mofa siempre, pero mas cuando se trata de amor, eso solo combate con el olvido.
A ver si me visitas alguna vez.
Un sincero abrazo.

Ernesto. dijo...

Bello bello... escribes muy bien amiga mía, y lo sabes, pero hoy este poema rezuma parte de tu alma de una manera especial...

Un fuerte abrazo Verónica.

Amilcar Blanco dijo...

¡Hermoso poema! Soñando a veces nos vamos convirtiendo/nos vamos transformand/ en otros/o en nosotros de nuevo, pero siempre/sentimos que la vida se renueva/que nuestro ser asciende/aunque otras muchas/la pesada tristeza/hace que descendamos. Un beso.

Liliana G. dijo...

Bellos versos que atenúan la amargura de un amor no correspondido. Tus metáforas acarician el alma y allí se quedan.

Un beso grande, Vero.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Versos dolientes, destila este hermoso soneto tuyo, mi querida Verónica. Amores que traicionan el corazón confiado y nos hacen sufrir un auténtico infierno.

Un gran beso, amiga mía, y que tus penas se disipen en otro corazón que te merezca.