Oh Dios ! cuanto le adora




¡Oh Dios !, cuanto le adora
sufre su alma por él
reniega de su ser,
y lucha soñadora.

Su risa encantadora
se queda marchitada
sin brisas estivales
y sin voz templadora.

Sus manos urdidoras
de sueños e ilusiones,
tejedoras de pasiones
se sienten pecadoras.

Su cuerpo, ave voladora
agil gácela en celo
se perfila angustiado
sin su luz veladora.

Su boca abrazadora
se queda sin sus besos
tormento de su piel
violenta y catadora.

Su mirada seductora
se duerme cabizbaja
en sus prados baldíos
sin ley conquistadora.

Verònica©

08.10.11
Safe Creative #1102038408090

6 dejaron su eco:

jose maria criado lesmes dijo...

Amiga Verónica: bella forma de expresar el sentimiento de pena por la adversidades de un ser al que aprecias.
Gusto leerte y un afectuoso saludo.

Yemaya dijo...

Leerte es como sentir que los ángeles rozan mi piel.
Me encanta mi niña.
Besos y susurros muy dulces

Pluma Roja dijo...

Melancolía y soledad es lo que miro, dicho con mucha belleza.

Besos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Verónica querida. ¡Cuánto tiempo sin gozar de tu sublime poesía! No sé si porque yo estuve apartada una temporadita del mundo bloguero o por si has sido tú quien ha estado un poco fuera de este mundillo.

Lo cierto es que este poema tuyo, que nos habla de esas ausencias del ser amado que nos marchitan, me ha alcanzado el alma. Porque cuando se ama de verdad y sin razón lógica que justifique tal pasión, nos sentimos morir con la sola ausencia de la palabra del ser amado.

El amor no debería ser así, pero en ocasiones lo es y nos mortifica más que nos procura felicidad, así lo he vivido yo y así siento que lo vives tú o "lo vivís vos".

Ánimos, no sé si para resistir o para claudicar, pero, en todo caso, ánimos para seguir escribiendo poemas tan bellos y sentidos.

Un gran beso y un gran abrazo de reencuentro, mi querida amiga y Poeta.

Amilcar Blanco dijo...

¡Muy buen poema, rimado, cantado! Aunque el tema es triste porque el amor a veces se vive más como huida y ausencia que como presencia. He llegado a tu blog por Mayte Dalianegra, gran amiga y gran poeta y en adelante lo visitaré- Un saludo cordial

Taty Cascada dijo...

Cómo se demencia el pensamiento y el cuerpo, cuando estamos lejos de aquel que hemos amado y amamos. Bello poema Verónica, me ha dejado sumida en mis pensamientos y recuerdos recientes.

Un beso, si te interesa mantener contacto con el grupo, escríbeme a mi correo. Nos gustaría conocerte,
después de todo no estamos tan lejos.
Besitos.