Fuí a verle, con el alma consternada



Fuí a verle, con el alma consternada
vestida de albos silencios y lágrimas
lirios y rosas llevaban mis manos
y un frío, acompañando la mirada.

El viento trajo tu voz aromada
con el canto cálido de su amor,
brotando el llanto desesperado
regando los jardines de la nada.

Caminamos por senderos abiertos
con tu mano sellada entre mis manos
y aunamos latires en un concierto.

Cuanto ternura sembraste en tus huertos
cosechamos la risa de tus labios
hoy, solo quedan mañanas inciertos.

Verónica ©
31.10.11

7 dejaron su eco:

jose maria criado lesmes dijo...

Amiga Verónica , preciosa poesía en un
dia señalado para ti que llenará de paz tu alma.
Un abrazo

Ernesto. dijo...

Dulce poema Verónica...

Abrazos.

oscar alberto dijo...

Hola Verónica, senderos que todos deberemos caminar, consuelo, desconsuelo, el corazón es tan fuerte, tan fuerte..

un abrazo amiga
Oscar

oscar alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oscar alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mamen dijo...

Tus versos son tan hermosos como desgarradores, plasmando en ellos el vacío y el dolor que nos causa la pérdida de un ser querido. Sé que no es lo mismo hablar de esa pérdida como vivirla, pero quiero que sepas que con tu poema has conseguido tocar mi alma.

Sé que ha sido una larga ausencia de mis comentarios en tu blog, pues aunque he leído todos y cada uno de tus posts no tuve ánimos para comentar. Hoy por fin, gracias a la magia de tu pluma, me atreví, así que mil gracias por hacerme estar de vuelta.

Un millón de besos y un abrazo interminable, mi querida Veróica.

María Bote dijo...

Dulce, bello y triste poema, querida Verónica, impregnado de la natural melancolía que en estos momentos habita tu alma, amiga.

Un abrazo muy fuerte. María