Porque veo lágrimas en sus ojos,



Porque veo lágrimas en sus ojos,
porque siento la ausencia de tu esencia
duele la pena inserta con tu ausencia
mientras las horas dejan sus enojos.

Pasa el tiempo, florecen los  hinojos
la vida nos privó de tu presencia
mientras reclamamos tu existencia
se mueren tristes, nuestros ojos rojos.

Aunamos nuestras manos angustiadas
alzando nuestros rezos al Creador,
 por el descanzo, de esa alma amada.

Se encuentran dolidas nuestras miradas
las sonrisas mueren sin su calor,
las horas, se vuelven desesperadas.

Verónica ©
16.05.12

2 dejaron su eco:

Fibonacci dijo...

Bellos versos a los que nos han abandonado...un besote preciosa.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Las pérdidas siempre duelen, más si es la de un ser tan querido. Ahora sólo queda esperar a que el dolor aminore y que dé paso al recuerdo sosegado.

Todo mi apoyo, querida.